“la vergüenza de los recortes educativos”

Desde que nos manda Europa, más que un presidente necesitamos un contable generoso, que ademas de administrar quiera compartir los recortes con los ciudadanos, porque los políticos desde su escaño se limitan a imponer sacrificios a los demás, mientras sus privilegios permanecen intocables y así, pensando en el bien común, van sorteando la crisis. ¡Qué comodidad!.

Pero han llegado demasiado lejos, la educación pública no se toca, es un patrimonio sagrado , el único instrumento de cambio social , un recibo para la igualdad y antes de rebajar ni un ápice sus prestaciones hay muchas medidas a tomar que van desde la Eurocámara al último Ayuntamiento, pasando por el Congreso y el Senado, saltando a las Diputaciones, visitando las Autonomías, empujando a los Sindicatos y a sus liberados, engrandeciendo la cuota de los afiliados de los partidos políticos, el ocio de las fiestas municipales o los viajes de la tercera edad, todo lo que sea preciso. La educación pública no, está delante de todas las necesidades y no puede negociarse.

Si se hubiese invertido lo necesario, esta guerra económica nos hubiese cogido cargados con las armas de la  investigación, el desarrollo y la innovación que son los instrumentos para crear desarrollo y productividad; pero en su lugar, los primeros aunaron esfuerzos en recalificar suelo y construir a destajo, los segundos en derroche, mucho mucho derroche. ¿Se imaginan un centro de formación tecnológica del tamaño del aeropuerto de Ciudad Real?.

Debería darles vergüenza pretender que las próximas generaciones además de cargar con la deuda,  se queden convertidos en los analfabetos de Europa.

Anuncios

5 comentarios to ““la vergüenza de los recortes educativos””

  1. Javier Says:

    En los tiempos que corren creo que todo el mundo entiende, y lo sufre en su propia economía doméstica, que hay que apretarse el cinturón, lo que no entiendo es por qué tiene que tocar sanidad y educación teniendo, como tú dices, otros muchos ámbitos donde meter la tijera y que, además, todo el mundo entendería (Diputaciones, liberados sindicales…).

    Un abrazo

  2. Paul Says:

    En los tiempos que corren creo que todo el mundo entiende, y lo sufre en su propia economía doméstica, que hay que apretarse el cinturón, lo que no entiendo es por qué tiene que tocar sanidad y educación teniendo, como tú dices, otros muchos ámbitos donde meter la tijera y que, además, todo el mundo entendería (Diputaciones, liberados sindicales…).
    +1

  3. Neurotransmisores Says:

    A los políticos les gusta meter miedo a la población, todavía recuerdo la famosa frase: “Está en peligro el estado de bienestar”.

    Saludos.

  4. Luna Says:

    Hay cosas que en vez de miedo dan pánico. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: